9/11/16

La ¿mano? que mece la cuna


 
Tengo que reconocer que a Valentina desde que nació le encanta dormir, por lo que yo no he tenido que enfrentarme a noches de insomnio, así que  la propuesta que os traigo hoy me ha llamado más la atención por su diseño, que me parece chulísimo. Se trata de la cuna Snoo, la primera inteligente que cuenta con micrófonos y sensores y se activa cada vez que el bebé de hasta seis meses llora para mecerle hasta que vuelve a dormirse.

 
Ha sido diseñado por un padre desesperado por la falta de sueño, Yves Behar, y un pediatra, Harvey Karp. El bebé se introduce en un saco de dormir que lo mantiene boca arriba toda la noche, produce tres tipos diferentes de ruidos blancos para calmarlo y lo mueve con balanceos lentos o vibraciones rápidas en función de su nivel de excitación.

 
Como digo, no voy a entrar en cuestiones éticas, en si el bebé llora porque tiene necesidades que una máquina no puede suplir o en si es o no correcto que un aparato automático nos sustituya por la noche para garantizar nuestro descanso. En esta ocasión me limitaré a ofreceros la propuesta y a acercaros su diseño de inspiración nórdica que, como cuna, me parece ideal. Vosotros qué pensáis?