17/11/16

La micela: el frotar se va a acabar

Puede que muchas de vosotras ya las uséis a diario pero, para las que os estéis resistiendo o todavía no las conozcáis, hoy os recomiendo que dejéis de lado la mala costumbre de frotar y frotar la piel de vuestro rostro para eliminar los restos de maquillaje o limpiarlo y permitáis que sean las micelas las que hagan su trabajo, especialmente si vuestra epidermis es sensible.
 
 

Seguro que habéis oído hablar del agua micelar pero no sé si sabréis qué son las micelas. Explicado de forma sencilla, se trata de pequeñas bolitas que atraen la suciedad, la piel muerta y la grasa y la atrapan en su interior. Precisamente ese tamaño diminuto hace que no se absorban y, al quedar en la superficie, no precisen aclarado. Sólo hay que mojar un algodón en el producto, apoyarlo sobre la piel para que las micelas puedan actuar y retirarlo sin arrastrar.
 
Hasta hace poco, las micelas sólo estaban disponibles en agua, pero ya se pueden adquirir en aceite, en leche o en gel, texturas más agradables para pieles secas. Además, son muchas las firmas que las comercializan, en mi caso utilizo la leche micelar de A- Derma para pieles frágiles y delicadas -- sirve para rostro, ojos y labios-- porque me encantan todos sus productos. Vosotras tenéis alguna favorita?