10/2/17

10 restaurantes para los amantes de la comida china de verdad


Si eres de los que cuando te hablan de comida china piensas en medusa y no en rollitos de primavera, toma nota de estos diez restaurantes repartidos por España en los que podrás disfrutar con la gastronomía de este país sin edulcorantes.

No nos engañemos, en las últimas décadas en España los restaurantes chinos existían por cientos en todas las ciudades, pero nunca había asiáticos degustando sus platos. Y, es que, para probar su gastronomía real, debemos dejar atrás el arroz tres delicias y los fritos y arriesgar con la medusa, la casquería, los platos picantes o los tendones con salsa. Si estás preparado, estos son diez lugares que no te defraudarán.

- Royal Cantonés (Madrid). Especializado en cocina cantonesa, un estilo que trata de realzar el ingrediente principal evitando especias y picante. Es conocido por los tendones de vaca, tripas de oca y la ensalada de medusa.

-El Buen Gusto (Madrid). Tienen a gala el contar entre sus clientes con el rey emérito, Juan Carlos I. De hecho, un buda dorado y un retrato de los dueños junto a él constituyen la principal decoración de este local. Entre sus platos destaca el arroz con verduras secas, tallarines con carne, setas y tubérculo de mostaza china o empanadillas cocidas.
-Kai Xuan (Barcelona). Especializado en lamian, los tallarines chinos que descienden del ramen japonés. Llevan caldo base de costilla de cerdo y pollo, son similares a los nipones, aunque resultan menos salados. Tienes que probarlos porque los hacen de manera artesanal.

-L´olla de Sichuan (Barcelona). En este restaurante se puede degustar la conocida olla de Sichuan, una especie de fondue típica de esta región compuesta por  un caldo hirviendo y picante en el que, con ayuda de unos palillos, se introducen ingredientes crudos como setas, fideos, gambas, tofu, calamares, hojas de lechuga o ternera.
-León de Oro (Bilbao). Dicen que es el mejor restaurante chino de la ciudad, a pesar de su aspecto. Destacan las empanadillas caseras y merece la pena probar las berenjenas chinas (con forma de zanahoria).

-Bar Sueca (Valencia). A pesar del nombre, se trata de una tasca en la que degustar platos chinos de los de verdad. Los más conocidos son el pollo con guindillas y las empanadillas.

 
-Qi Lin Ke (Sevilla). Platos y sabores auténticos, variedad inmensa y precios ajustados. Tendrás la sensación de entrar en una casa de una familia china. Prueba los fideos con gambas, la ternera con soja o la sopa con pasta fresca.

-Yong (Vigo). Cerca del aeropuerto y en el límite con el ayuntamiento de Mos encontrarás el restaurante y el supermercado oriental más grandes de Galicia. Podrás degustar todo tipo de vegetales, fideos, medusa, tendones o guisos típicos chinos y también llevarte los ingredientes a casa para cocinarlos tu mismo.

-Dim Sum (Marbella). Ofrece en su carta más de treinta variedades de este clásico bocado cantonés cocinado al vapor o frito y picante, salado o dulce, siempre en raciones de tres presentado en plato o en cesta de bambú.

-Wenzhou (Murcia). Cuenta con un estanque de marisco, una mesa giratoria y una amplia carta con arroz, medusa, tendones o empanadillas. Hasta hace poco sus clientes eran sólo chinos, pero ahora los murcianos disfrutan también de sus delicias.